Teambuilding en Bratislava: El destino perfecto

por Cristina Vara

Cuando preparamos una jornada de teambuilding hay muchos aspectos a tener en cuenta: desde las actividades hasta el alojamiento, transporte o, incluso, que el lugar en el que vayamos a realizarlo sea interesante, atractivo o desconocido. Muchas veces se opta por una ciudad cercana o próxima al mar, ¿pero qué os parecería hacerlo en el este de Europa? Debido a su posición y geografía Eslovaquia es un país perfecto para hacer todo tipo de actividades. ¿Preparados para comenzar con vuestro teambuilding en Bratislava?

Día 1

Teambuilding Bratislava

¡Todos al avión! Los vuelos desde Madrid salen por la tarde, sobre las 17.00-18.00, ¡perfectos para salir pitando del trabajo!

Como el viaje es un poquito largo, podéis aprovecharlo para echar una cabezadita y recargar pilas, ya que llegaréis sobre las 21.00 a vuestro alojamiento.

¿En Bratislava por sorpresa? ¿Teníais el programa de forma anticipada pero no habéis tenido tiempo de echarle un vistazo? ¡No hay problema! Lo mejor es que mientras que dejáis vuestros DNIs en recepción para hacer el check in, os reunáis en una de sus salas de convenciones para coordinaros un poco. Este momento es perfecto tanto para hablar de la programación del evento como para conocer a compañeros de otros departamentos con los que no coincidís todos los días o que trabajen en otras oficinas.

Tras acomodaros en vuestras habitaciones, ¿se os ocurre una forma mejor de acabar el día que con una buena cena? Esperamos que la sobremesa no se alargue demasiado, ¡tenemos mucho fin de semana por delante!

Día 2

Teambuilding carpatos vino Eslovaquia

Después del desayuno os irán a recoger para descubrir las bodegas y viñedos de los pequeños Cárpatos. Os contarán cómo es el trabajo en equipo que se necesita para elaborar esta deliciosa bebida a través de la experiencia de tres familias. Todo esto acompañado de un entorno inigualable: Los Cárpatos.

De vuelta a Bratislava, descubriréis la historia de esta ciudad cuya economía se sustenta principalmente en el sector de la industria. No perdáis la oportunidad de subir a su Castillo, desde el cual, si está despejado, podréis observar la frontera con Hungría y Austria. Para hacer la visita más amena, ¿qué os parece si hacemos un peddy paper por equipos?

UFO Bratislava

Y sí, ese monumento que veis desde casi cualquier parte de la ciudad que parece un platillo volante es conocido como UFO. A día de hoy es uno de los símbolos más emblemáticos de Bratislava y su parte superior es una cafetería restaurante donde podéis hacer un alto en el camino y tomar un café o poner fin a la jornada con una buena cena. ¿Subimos? Tranquilos, no hace falta subir escaleras, el acceso es mediante ascensor, 😉

Día 3

Barco de Bratislava a Viena

Como todas las ciudades con río, el Danubio en Bratislava ha sido un elemento fundamental a lo largo de toda su historia. Esperamos que no os seáis de los que se marean porque vuestra siguiente parada es un barco con el que recorreréis uno de los ríos más famosos de Europa hasta llegar a Viena.

Hoy es un día más de relax en el que conocer la bonita capital austríaca. Sus jardines, palacios y monumentos os dejarán boquiabiertos. ¿Es invierno? ¡No hay problema! Seguro que alguno intenta ponerse sobre las capas de hielo que se crean en las fuentes, lagos y estanques, ¡cuidado que nadie vaya al agua!

Tarta Sacher Viena
Para golosos y amantes del chocolate, no os podéis ir sin hacer una parada en el hotel-cafetería Sacher. Seguro que solamente por el nombre ya sabéis lo que allí os espera: la mejor tarta sacher que hayáis probado en vuestras vidas.
Tras la jornada de hoy, ¿qué os parece ponerla fin con una sesión de SPA en vuestro hotel? Seguro que salís como nuevos para salir a cenar.

Día 4

Rafting Bratislava

Seguro que en los últimos días habéis conseguido desconectar de algunos de los problemas, intercambiado opiniones y descubierto nuevas ideas o iniciativas. Ya os conocéis entre todos y el nivel de confianza es mayor que el del viernes por la tarde cuando os encontrasteis en el aeropuerto. ¿Qué os parece entonces si ponemos el broche de oro a estas jornadas con un poquito de deporte?

Os recogerán en el hotel para disfrutar de una mañana en medio de la naturaleza practicando deportes como kayak, paddle surf o fly board. ¡Un chute de adrenalina nunca viene mal!

Y ahora sí que sí, toca volver al hotel de forma definitiva para recargar pilas y volver a casa.

¿Queréis conocer más detalles y organizar unas jornadas de teambuiding únicas? Nuestro equipo os ayudará a centraros en vuestro objetivo a través de diferentes experiencias y actividades. ¿Hablamos?

Otros posts que te pueden gustar

1 comentario

Cómo organizar una jornada de team building con éxito 2017/05/29 - 11:49

[…] una Volvo Match Race en Valencia como verdaderos regatistas. O puede que la opción elegida sea un team building en Bratislava donde tendréis un fin de semana de cultura y […]

Reply

Deja un comentario

nueve − ocho =