Liubliana en un día

por TheFunPlan

Estamos en pleno siglo XXI, y las escapadas a destinos típicos como Roma, Londres o Dublín son taaaan 2017, que hoy hemos venido a recomendaros uno muy muy 2020. ¿Estaremos hablando de Paris, Lisboa o Venecia? ¡ERROR! Hoy vamos a hablar de Liubliana en un día, capital de Eslovenia ¿os suena? Es aquel país que antes pertenecía a lo que era Yugoslavia.

Alguno de los encantos más destacados de este lugar, es que, a pesar de ser tan pequeñito y acogedor, es una ciudad súper viva con muchísimos atractivos tanto dentro de la misma ciudad; como a poca distancia, apenas unos kilómetros, nos encontramos un castillo digno de admirar, mejor de lejos que de cerca y sobre todo a la hora de la puesta de sol, desde un bar-mirador, del que hablaremos más adelante.

Por esto y mucho más, Liubliana en un día se convierte en uno de los destinos para visitar más top.

Por la mañana

Liubliana en un día 1

Lo primero es lo primero, aunque efectivamente Liubliana es pequeña, vamos a necesitar calzado cómodo porque toda la ruta que tenemos planeada sólo recomendamos hacerla pateando, así que ¿listos? Allá vamos.

Como primera toma de contacto con el ambiente en general de la ciudad, queremos empezar cruzando el Puente de los Dragones. Tranquis, no son ni de carne ni de hueso, y mucho menos escupen fuego por la boca, pero si que son dignos de ver.

Empezar a callejear un poco hasta llegar a la Catedral de San Nicolás, un edificio de estilo barroco que resalta por su cúpula verde y sus torres gemelas. Está situada en la plaza de San Cirilo y San Metodio.

Liubliana en un día 2
Liubliana en un dia 10

Continuamos nuestro camino hacia la plaza donde se encuentra el ayuntamiento de la ciudad, que no es un edificio muy llamativo en sí, pero representa a la perfección el modo de vida de nuestros anfitriones de hoy. Aunque antes de llegar, es casi obligatorio parar en la Fuente de Robba.

Seguimos la ruta hacia la Fuente de Hércules, a la que vamos a llegar por el camino más directo que además está completamente constituido de arquitectura eslava.  

Dónde comer

Liubliana en un dia 4

Después de todos los selfies obligatorios de las visitas de la mañana, fijo que estamos muertos de hambre, ¿verdad?

Hemos encontrado un restaurante genial, que no se aleja mucho de la ruta que llevamos y que además sirve comida típica del país ¡y a un precio muy razonable!

Se llama Landerik y lo que más recomendamos, son sus carnes.

Por la tarde

Liubliana en un dia 5

¡Estómago lleno, manta y carretera! Seguimos la ruta hacia la plaza Prešeren, que es preciosa para pasear tanto de día para poder admirar bien su arquitectura, como de noche cuando está completamente iluminada.

No queremos que os perdáis el Puente Triple, y nos parece uno de los mejores caminos para llegar a la Plaza, así que ¡vámos!

De plaza en plaza y tiro porque me toca, el siguiente destino que es un must, es la Plaza de la República, que se quiere dar un aire (y sólo un aire) a la Plaza Mayor de Madrid. Está genial para tomarse un café, aunque recomendamos simplemente pasearla porque todavía nos queda una de las cosas más impresionantes…

Liubliana en un dia 6

¡Llegamos! Y si ha ido todo como planeamos, estamos muy muy cerca del momento más bonito del día: el atardecer. No queremos que os perdáis las pedazo de vistas que nos ofrece aquel bar-mirador del que os hablábamos al principio… Se llama Nebotičnik, es la terraza del único “skyscraper” de Liubliana, por lo que no hay absolutamente nada que bloquee las increíbles vistas al castillo.

Es un restaurante, aunque un poco caro… Lo que recomendamos es subir a tomar un refresco, más que ir a cenar, en la terraza (siempre que el tiempo lo permita).

Por la noche

Liubliana en un dia 12

Para acabar por la puerta grande este día de locos sin parar ni un segundo, os recomendamos la discoteca “Shooters Club”, un sitio de música variada que hasta las 23:00 está bajita para hablar con comodidad y se puede jugar a “beerpong” mientras se calientan motores; y a partir de entonces suben la música y lo único que te queda es bailar.

Aunque sabemos que después de un día como este, probablemente estéis agotados, la discoteca no cierra hasta las 5 de la mañana los fines de semana, y entre semana sólo cierra los lunes.

¡Lo habéis conseguido! Podéis tachar Liubliana en un día de la lista de destinos, y empezar a pensar en el siguiente… ¿Qué tal suena Praga en un día?

Otros posts que te pueden gustar

Deja un comentario

cinco − cuatro =