Viaje a Creta, ¡bienvenidos al paraíso!

Ciudad de Chania en Creta

Las islas griegas son uno de los destinos más demandados para los turistas que buscan espectaculares playas, una exquisita gastronomía, precios muy económicos y pintorescos pueblecitos costeros donde el color blanco se combina el intenso azul turquesa del mar. ¿Volamos a conocer Creta? El país cuenta con unas 9 mil islas, pero además de que Creta es la más grande de todas siempre había sido mi “viaje pendiente”. He tenido el placer de estar una semana en esta hermosa isla y ya tengo apuntados lo lugares pendientes que me han quedado por visitar. Es un destino fascinante, donde la historia y mitología se mezclan con paisajes naturales que deja a los visitantes con la boca abierta. Si queréis conocer más sobre este viaje a Creta, sólo me queda deciros que ¡bienvenidos al paraíso!

Las mejores playas de Europa

Generalmente cuando pensamos en ‘playas paradisiacas’ las solemos relacionar con el Caribe; sin embargo, en el mundo hay repartidos cientos de destinos que cuentan con zonas de baño que nada tienen que envidiar a las caribeñas: Malasia, Tailandia, Hawái, y entre muchas otras, Creta. Aunque las poblaciones más grandes y las más turísticas están al norte de la isla, son las playas del sur las menos accesibles pero a su vez las más atractivas y las más deseadas por los viajeros. Estas son dos de las mejores playas que se pueden disfrutar en Europa y que están repartidas por el litoral cretense.

Elafonisi

Elafonisi es un auténtico paraíso donde el agua es cristalina, turquesa y poco profunda y baña diferentes islotes de arena muy fina y de un color grisáceo y rosa debido a la descomposición de los corales.

“Una playa de arena rosa”; eso es lo primero que me llamó la atención cuando empecé a buscar información sobre esta playa tan visitada en Creta

Está al suroeste de la isla y se accede a ella mediante una interminable y estrecha carretera (como la mayoría de Creta) donde crees que has sido el único que te has “atrevido” a conducir por ella. Sin embargo, una vez que llegas a tu destino el resultado es muy diferente: decenas de autobuses turísticos y cientos de vehículos de alquiler aparcados en las amplias explanadas a orillas de la playa. Por lo tanto, si quieres disfrutar de esta hermosa playa convertida en una gran piscina natural sin las aglomeraciones del turismo masificado, tendrás que estar dispuesto a cruzar los pequeños lagos que la forman y “escapar” a uno de sus rincones más alejados.

 

Playa de Elafonisi en Creta

Balos

Después de visitar Elafonisi uno cree que es imposible ver en Creta una playa más hermosa que ésta, hasta que se visita la Laguna de Balos. En este caso está en el extremo noroccidental de la isla y su acceso es todavía más complicado que a Elafonisi. Al estar en un Parque Natural hay que pagar un euro por entrar y disfrutar de las hermosas vistas desde lo alto de una pista de tierra donde las piedras y los baches os acompañarán durante 7 kilómetros de distancia. Una vez llegados al parking de la playa toca andar durante un kilómetro y medio, o para los que estén menos en forma, coger un burro-taxi que te hará ahorrar una gran parte del trayecto.

Una vez situados frente a la Laguna de Balos podremos ver la inmensidad de esta gran playa de arena blanca y rosácea y un estático mar turquesa que invita a sumergirse en él debido a la claridad de sus aguas

 

Playa de Balos en Creta

Ocio, cultura y diversión en Creta

Heraklion

La capital de Creta es una de la que más turistas atrae ya que cuenta con uno de los dos aeropuertos internacionales de la isla. Es la más poblada y más grande, aunque es una de las menos atractivas en cuanto a museos y monumentos para visitar en comparación con otras de localidades cretenses.

Destaca como ser el punto de partida para conocer uno de los escenarios más conocidos de la mitología griega: el Palacio del Minotauro

Se trata del Palacio de Knossos y es un gran espacio al aire libre donde poder recorrer el antiguo complejo arquitectónico que dio vida a uno de los monumentos más importantes de la cultura minoica. La entrada cuesta 6 euros por persona y recomendamos ir bien preparados para combatir el sol y las altas temperaturas si viajamos en los meses estivales.

Ciudad de Heraklion en Creta

Chania

Es la segunda ciudad más grande y la otra población con aeropuerto propio en la isla, conocida también como La Canea y donde disfruté todos los días de mis vacaciones en un alojamiento en Chania. Debido a la influencia de los venecianos siglos atrás cuenta con un encantador puerto pesquero y cientos de callejuelas empedradas donde encontrar todo tipo de tiendas, terrazas y restaurantes que invitan a los viajeros a conocer la exquisita gastronomía cretense.

Chania está en la zona noroeste de la isla y es uno de los destinos más recomendados como punto de partida para movernos por los diferentes lugares de interés de Creta

Las hortalizas, carnes y lácteos son los productos principales en todos los platos de la cocina griega y los precios son mucho más económicos que en España (por menos de 15 euros podréis comer dos personas y acabar absolutamente hinchados).

Si quieres leer más sobre mis viajes no te pierdas las siguientes entradas:

Roma: un viaje a la ciudad eterna en tres días

París en dos días

San Francisco, la ciudad más sorprendente de Estados Unidos

 

 

7 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =