Viajar, siempre viajar

Playa de Schiermonninkoog, Norte de Países Bajos

La estancia de Erasmus es una oportunidad muy buena para viajar como nunca antes. En mi caso, al estar en un país de centro Europa pude moverme por los países de los alrededores como pez en el agua e incluso disfruté viajando por el propio país por un precio muy económico.

Casas de colores al Norte de Groningen, Países Bajos
Casas de colores al Norte de Groningen, Países Bajos

Berlín, Bremen, Hamburgo, Colonia y Bonn en Alemania. Bruselas, Amberes y Brujas en Bélgica. París en Francia. Y en el interior de los hermosos Países Bajos no hay rincón que se pueda desperdiciar: desde Den Helder, Friesland, la isla con la playa más grande de Europa, Schiermonnikoog hasta Rotterdam, Ámsterdam, Utrecht, La Haya y el dique que separa el océano del mar holandés, Afsluitdijk. A parte de las ciudades grandes, siempre está bien darse un paseo por los pueblos y ciudades más pequeñas que también tiene su encanto, son más baratos y te ofrecen la oportunidad de conocer la cultura local.

Lo primordial, conocer la ciudad en la que vas a vivir 5 o 10 meses

Puente al puerto de Rotterdam, Países Bajos
Puente al puerto de Rotterdam, Países Bajos

Todos estos destinos no los escribo para dar envidia. Lo primordial de este post es clarificar las casi infinitas posibilidades de viajar que tienen los Erasmus para moverse ya sea por tierra, mar o aire. El autostop está bastante bien organizado y hay muchos casos de jóvenes que utilizan este método de transporte.

Con un cartón con tu destino o ciudad de camino, una mochila bien ajustada a la espalda y una bonita sonrisa, el viaje sale gratis y con una interesante conversación con un desconocido conductor

Normalmente, es más fácil para las chicas por eso es recomendable ir en parejas de chico y chica, aunque nunca se debe generalizar.

Si el tiempo acompaña

Plaza de Bremen, Alemania
Plaza de Bremen, Alemania

Los recuerdos de los viajes, a parte de las fotos, son lo que permanece en la memoria

Y si el tiempo acompaña ese recuerdo puede que quede más seco que pasado por agua como nos ocurrió a mis amigos y a mí en Bremen. La pequeña ciudad es muy coqueta y durante las fechas de Navidades se cubre de rojos mercados y puestos con todo tipo de regalos. Sin embargo, la mitad del día nos llovió y la visita se quedó húmeda, nublada y corriendo a refugiarse de la tormenta.

Pese a todo, siempre se puede buscar el lado positivo y las cosas saben de otra manera. La visita a Bremen nos encantó, pero siempre se puede mejorar el sabor del tiempo que nos acompaña previniendo y mirando la predicción del tiempo al planificar. Si no se puede cambiar el día de viaje, al menos llevarse un paraguas.

¿Y el transporte?

París, Francia
París, Francia

Ofertas para viajar en grupo no van a faltar. Una de ellas es el ticket ofertado por la empresa holandesa NS para viajar por todo el país en un grupo de 10 a cualquier destino por 7 euros ida y vuelta. Una oferta destinada para promover el transporte de los lugareños y que se ha convertido en el principal método de transporte para los estudiantes internacionales.

Por fuera del país, los autobuses a Alemania desde Holanda tienen nombre de Meinfernbus o Public Express. Probablemente te toquen las horas menos agradables y más incómodas para madrugar, pero siempre hay que sopesar los inconvenientes y las ganas que tengas de viajar sin que tu bolsillo se resienta hasta quedar seco.

Foto de Portada: Playa de Schiermonninkoog, Norte de Países Bajos

Escrito por
More from Pilar Bebea

Couchsurfing: durmiendo en casa de un extraño

Un sofá en cada casa es sinónimo de alojamiento para...
Leer más

7 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece − 2 =