Un café con Óscar González – Monkee Koffee

Si pasas por el Monkee Koffee te lo encontrarás encerrado en su despacho, revisando pequeños detalles del local, charlando con clientes y baristas, atendiendo a medios y bloggers o de reunión con proveedores. Así es Óscar, un buen tipo al que los viajes le han dado la virtud de entablar conversación con cualquiera que se cruce en su camino.

Lleva toda una vida detrás de las cámaras trabajando en una de las productoras y canales de televisión más importantes de nuestro país. Hace unos años decidió dar un gran paso para cumplir su sueño: ir en busca del buen café y poder disfrutarlo junto a los suyos.

Un profesional de la comunicación y amante del trabajo bien hecho. Tuvimos que repetir la entrevista varias veces para que todo saliera a pedir de boca, como el sabor del buen café. Un hombre ambicioso al que le gustan los pequeños detalles y disfrutar de la vida como se toma un cortado: con calma y sin prisa, saboreando cada momento y compartiéndolo.

Su faceta de relaciones públicas le viene en parte de haber podido visitar distintos lugares desde los 13 años. Sus pies han pisado tanto una punta como la otra del planeta. Si hay algún destino que bien conoce es cualquier capital cafetera: San Francisco, Londres y Sydney, por ejemplo, son “la excusa perfecta para emprender un viaje”.

Monkee Koffee

Su primera gran aventura se llama Tailandia, una inversión tras ganar su primer sueldo a los 23 años que compartió con los compañeros de trabajo: Por delante tenían un país del que apenas habían oído hablar y que sin embargo hoy en día está tan de moda. “Estaba tan nervioso que la noche antes de coger el avión no pude pegar ojo”.

Este catalán no sólo es amante del buen café, sino que también está enamorado de la ciudad donde vive y se ha forjado una vida: Madrid. “¡Tiene de todo! Arte, gastronomía, cultura, salir por la noche…y además tiene algo de lo que carecen el resto de ciudades: la gente de Madrid, nunca te sientes de fuera”. Comparto su afirmación teniendo en cuenta que pocos son los madrileños con más de dos generaciones enraizadas en la capital.

“El Barrio de las letras, Chueca, un domingo en el Rastro, el incipiente Lavapiés…las ciudades se conocen andando y Madrid es perfecta para ello”.

Además de Madrid, su otra gran debilidad es Estados Unidos, un destino que recomienda a todo hijo de vecino (que pueda permitírselo) en parte porque es muy fácil viajar una vez cruzas el charco. “Merece la pena repetir cada año, es tan grande y diverso que resulta imposible aburrirte”.

Hoy en día viaja lo que muchos quisiéramos y hace la maleta siempre que puede para disfrutar de su próximo destino: ¡queda tanto por descubrir! Un road trip por el norte de España, continuar descubriendo Europa o incluso una vuelta al mundo en barco son algunas ideas que rondan la cabeza de este amante viajero y cafetero.

Así que ya sabéis, si queréis charlar de viajes no hay mejor lugar de Madrid, pasaros por el Monkee Koffee y allí encontraréis la compañía de Óscar y su recién nacido café.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =