Un café con Miquel Silvestre – “Diario de un Nómada”

Puntual a su cita, vino como un rayo y como un rayo se fue. Conocí a Miquel Silvestre gracias a la publicación de su libro “Diario de un Nómada”, aunque admito que hasta entonces ni siquiera había visto ni un capítulo de su programa en televisión.

Amigos aficionados al motociclismo me pidieron incluso autógrafos de Miquel contándome batallitas de su héroe, del que yo apenas sabía que había publicado un libro. Me empecé a documentar, un currículum de esos que quitan el hipo: ha escrito no uno, sino cinco libros, cuenta con una productora, un programa de televisión, colabora con varias revistas de viajes y hasta tiene tiempo de dar charlas de motivación.

“¿Miquel Silvestre? Un crack, ojalá yo pudiera irme a dar la vuelta al mundo como ha hecho él”, me decían mis amigos. Ahora les entendía.

A los 40 años le vino a visitar la crisis y con ella la motivación para dejar su rutina diaria y lanzarse a dar la vuelta al mundo siguiendo la ruta de los exploradores españoles sobre dos ruedas, movido por el sentimiento hacia sus dos grandes pasiones: el motociclismo y la historia, juntas para vivir una gran aventura.

Tenemos sólo una hora para que nos cuente qué le lleva a emprender esta aventura. Llega puntual a las cuatro de la tarde y nos confiesa que ni si quiera ha comido, por lo que no podemos dejar de invitarle a un bocadillo e invitarle a descansar, al menos, durante este poco tiempo que nos dedica. “Vengo del estudio y me voy volando a seguir en cuanto termine”. Nunca imaginó que su éxito le llevaría tan lejos, ni poder dedicarse por completo a sus pasiones. Ahora trabaja y vive a partes iguales, aunque nos confiesa que disfruta más viajando sólo por puro placer que por trabajo.

Miquel es un contador de historias. Hablar con él es abrir las páginas de una enciclopedia viva que narra las huellas que dejaron los exploradores españoles por todo el mundo

Una afición que le vino por el simple hecho de “satisfacer la propia ignorancia y revivir la historia en el mismo lugar donde estuvieron aquella personas”. Recuerda perfectamente cada fecha, sabor, color y textura de cada una de sus experiencias, desde el primer al último viaje. Empezó con la crisis de los cuarenta viajando por Italia y hasta hoy. Ahora podemos disfrutar de sus viajes en la segunda temporada de su serie: “Los caminos Reales de Tierra Adentro”, una aventura que le lleva a seguir la huella de los exploradores desde México hasta Estados Unidos. Un contador de historias viviendo aventuras en primera persona con un discurso aprendido al pie de la letra.

Nunca ha visto su moto como el instrumento para ganar una carrera, sino como un medio de transporte con el que ha crecido y el mejor para disfrutar del paisaje, tal y como lo expresa “es mejor viajar lento para mirar lo que hay en el horizonte”

Todo un placer conocer a un ídolo de viajeros, pasantes y amantes del motociclismo. Como un rayo vino y se fue, y con él pudimos tomarnos un café charlando sobre viajes, exploradores, destinos y libros. Nos quedamos con su recomendación viajera: “Hay que perder el miedo pero no ser temerarios. No dejar que el miedo te paralice y te impida hacer cosas que quieres hacer”.

Después de este café nos fuimos con una sensación de tener una imagen del rastro de los exploradores, toda una clase de historia de la que salimos con infinitas ganas de continuar aprendiendo. Para más información, adentraros en “Diario de un nómada”.

10 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − dos =