Team Building Vs Viajes de Incentivos: La diferencia

¿Vuestro jefe os recompensó con un viaje a Ibiza? ¿Habéis llegado alguna vez a la ofi muertos de risa por la broma qué hubo en la ofi el día anterior? Si queréis experimentar la sensación de ir a trabajar con una sonrisa en la cara, no hay nada mejor que aplicaros una buena sesión de team buiding o bien, un viaje de incentivo.

En este post hablaremos sobre las pequeñas diferencias que hay entre estos dos conceptos muy unidos. No es de extrañar que no conozcáis todavía la diferencia entre ambos, pues han llegado a España hace apenas unos pocos años. A continuación os contamos en qué consiste cada uno de ellos, su duración y la finalidad, para que finalmente podáis decidir cuál se ajusta más a los objetivos que buscáis.

Team Building: lograr compañerismo

Lisboa Peddy Paper
Fotografía: Lisboa Auténtica

En numerosas ocasiones el team building es confundido con las tradicionales técnicas de motivación de empleados, pero realmente es un concepto que va mucho más allá. Si bien es cierto que una parte de team building está cargada de motivación, la verdadera finalidad es lograr un equipo de trabajo unido, cohesionado y con mucha fortaleza.

Cualquier organización, sea del tamaño que sea, puede tener algún problema interno entre trabajadores, y esto debe ser solventado, o mejor dicho, prevenido. ¿Quién va a estar a gusto en un lugar de trabajo en el que haya mal ambiente, falta de colaboración y compañerismo o simplemente desconocimiento de los demás?

Aunque no lo creamos, estos problemas son muy comunes en todas las empresas, ya que los trabajadores se centran en su propio trabajo y no tratan de crear vínculos con su equipo. La falta de compañerismo también se debe muchas veces a la competitividad interna entre los empleados, olvidando en todo momento que el objetivo de todos ellos es común: lograr el éxito de la empresa, para lo cual deberán trabajar conjuntamente. Cuando se da algunos de estos problemas, los empleados tienen menos motivación por ir a trabajar y su rendimiento es mucho menor, y eso es lo que hay que tratar de evitar.

Todas estas razones hicieron que empresarios que conocían el entorno internacional trajeran consigo el team building: actividades que fomentan las relaciones interpersonales, el compañerismo, la colaboración y la solución conjunta de problemas para lograr un buen equipo de trabajo que saque a flote su mayor potencial. Estas actividades suelen durar entre 1 y 5 horas y pueden ser indoor u outdoor. Lo importante es que no se desarrollen en el lugar de trabajo, porque lo que se busca es una desconexión total del ambiente laboral.

Hoy en día se ofertan multitud de actividades de team building para todos los gustos: de aventura, actividades náuticas, gastronómicas y culturales

Para que os hagáis una idea, os explicaremos una actividad perfecta para hacer team building: el peddy paper, o más conocido como búsqueda del tesoro. Tal como indica su nombre, el objetivo del juego es encontrar un tesoro, pero no consiste simplemente en buscar y buscar; pues habrá que ir superando distintas pruebas con las que, además de divertiros compitiendo entre vosotros, conoceréis la ciudad. Adivinando acertijos, respondiendo preguntas y encontrando lugares mágicos y escondidos de la ciudad iréis avanzando hasta llegar a un lugar muy pero que muy especial.

En primer lugar será necesario dividiros en grupos, y es de vital importancia que quede claro que ya no estamos dentro de la empresa. Ya nadie manda sobre nadie y todos debemos ocupar la misma posición como miembro de un grupo. ¿Qué tiene que ver esta actividad con el team building? Aunque no lo parezca, este juego refleja muchos valores que son necesarios para cualquier empresa: la colaboración entre los miembros de un equipo, la solución conjunta de problemas, una adecuada organización, y la lucha por un objetivo común: encontrar el tesoro. De este modo, al mismo tiempo que os divertís, iréis interiorizando estos valores para que sean traspasados a la organización.

Viajes de Incentivo: recompensar el buen trabajo

Paintball Barcelona

Los viajes de incentivo son ofrecidos como recompensa a los mejores trabajadores (ya sean los comerciales que consigan mayor volumen de ventas, los mejores empleados del mes, los que consigan la mayor productividad o simplemente aquellos trabajadores que realizan día a día con éxito sus tareas), a los clientes más fieles y/o a los proveedores más destacados.

 Este tipo de viajes combinan el ocio y la diversión con la creación de equipo y asociación de valores positivos a la empresa. En multitud de ocasiones los viajes de incentivo son acompañados con actividades de team building en el lugar de destino. ¿El resultado? Un equipo más motivado, unido y satisfecho con su empresa.

Estos viajes por lo general son realizados en grupo y, dependiendo del destino, tendrán mayor o menor duración. Cuando son viajes nacionales suelen abarcar entre 3 y 4 días pero si el desplazamiento es internacional, pueden durar entre 7 y 15 días. ¿No te gustaría compartir estas nuevas experiencias con tus compañeros de trabajo?

¡Nos vamos a Barcelona! Nos alojaremos en un hotel de 3 estrellas en el centro de la ciudad. El primer día como estaremos cansados del viaje, tendremos un día de relax: vayamos a un balneario a que nos hagan un masaje y nos quiten bien todo el estrés acumulado. El segundo día, ¡toca aventura! Un minibús vendrá a recogernos al hotel para llevarnos a las afueras de la ciudad, donde nos aguarda un día completito: empezaremos con dos horas de paintball; comeremos juntos una deliciosa barbacoa y para por la tarde, el río nos espera para hacer rafting. El último día disfrutaremos de la ciudad caminando por Las Ramblas y visitando el parque Güell todos juntos.

Como vemos, en tan sólo 3 días hemos disfrutado un montón, combinando la relajación (con el balneario y la visita a la ciudad) con actividades de team building (como son el paintball y el rafting, que reflejarán la importancia de la colaboración y el trabajo en equipo para ganar y superarse).

¿Cuándo realizar un viaje de empresa?

Pero… ¿qué días se debe hacer team building o viajes de incentivo? ¿En jornada laboral o durante el fin de semana? Esto es un aspecto que debe considerar la empresa valorando las ventajas e inconvenientes de cada una de las posibilidades.

Por un lado, si los trabajadores pierden un día de trabajo mientras se lo pasan bien con sus compañeros, estarán enormemente satisfechos pero todo el trabajo de ese día se acumulará para los días siguientes. Por otro lado, si decides realizar estas actividades o viajes en fin de semana, estás quitando el tiempo libre de los empleados para estar con sus familias y amigos.

Así pues, vosotros decidís. Pero hay algo que siempre debéis recordar, y es la grandeza de beneficios que os aportan ambos, ya sea un viaje de incentivos o team building.

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 7 =