Cómo preparar tu mochila en un minuto

Amigos del porsiacaso… En esta ocasión vengo dispuesta a quitaros de la cabeza esa idea de que hay que llevar de todo para hacerse un viaje medianamente largo, con estos consejores para aprender cómo preparar tu mochila en 1 minuto. Mi experiencia me dice que al final no necesitamos más que un par de cosas básicas para viajar y que todo lo demás acabará por convertirse en un incordio.

La mochila

El tamaño que elijáis va a ser muy importante a la hora de viajar. En función de vuestra altura, peso y tipos de viaje deberíais elegir entre un modelo u otro. Mi recomendación es un tamaño medio de 50 litros (con mi metro sesenta y poco, más litros equivaldrían a una lenta muerte de mi espalda), suficiente para hacer viajes largos y no muy pesada para hacer viajes más cortos.

 

Útiles imprescindibles

Independientemente de si viajáis una, dos o tres semanas, la ropa que yo metería sería la misma. Al fin y al cabo, siempre podéis lavar la ropa en un albergue o si los Couchsurfers son majos, en su casa.

Sin contar la ropa que lluevo puesta, añadiría un pantalón largo, dos cortos, cuatro camisetas (si son de materiales que secan rápido, mejor que mejor), ropa interior (no escatiméis en calcetines, evitaréis ampollas), una o dos sudaderas y un chubasquero. Recomiendo también unas mallas (cómodas para caminar, no ocupan nada de espacio y pueden servir como pijama si no lleváis uno).

Mochila

Por otro lado, es aconsejable llevar chanclas porque nunca sabéis cómo va a estar el albergue y ninguno de nosotros quiere hongos. Además, otro par de zapatillas es recomendable para no caminar a todas horas con lo mismo.

En cuanto al aseo, lo mejor es llevar algún bote pequeño de champú o gel, un peine, nuestro cepillo de dientes con pasta, desodorante, tampones (o lo que uséis) y si estáis en mi caso, el aparato de dormir (snif, snif). Además, yo llevo dos toallas de microfibra porque al final una siempre se queda húmeda y no ocupan mucho espacio.

Lo más importante: No os olvidéis la documentación, el dinero, los tickets de vuelos/buses si no los tenéis en el móvil y vuestra medicación; si no tomáis ninguna en concreto, siempre es aconsejable llevar algún tipo de ibuprofeno/paracetamol o Almax para el estómago (las comidas que probaremos no son algo a lo que estamos acostumbrados y a veces, pasa factura).

 

Útiles para hacer el viaje más cómodo

Una buena idea es incluir un libro el vuestra mochila para amenizaros las horas de espera en los trayectos. Además, una libreta en la que apuntar vuestras cosas es interesante y no os olvidéis los cascos para escuchar música mientras viajáis en tren.

Y cómo no, no os olvidéis la cámara. Otra batería, una tarjeta extra de memoria y el cargador son imprescindibles para viajes largos.

 

Consejitos

La forma de doblar la ropa en cilindros hace que ocupe menos espacio y que además no se arrugue. Mi sabia madre me dio ese consejo, así que lo comparto con vosotros.

Os recomiendo separar las tarjetas de vuestra cartera de vuestro dinero. En caso de robo, es mejor perder solo una de las dos.

Por otro lado, siempre podéis llevar de casa algo de comer como conservas, galletitas o bolsas de té para ahorraros alguna cena o desayuno en los albergues. Eso ya sería más en función del destino y vuestro poder adquisitivo.

A fin de cuentas, llevad lo que consideréis oportuno. Simplemente evitad los porsiacasos, porque al final esos son los momentos más divertidos 😉

 

¡No os perdáis ninguno de mis viajes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − uno =