Liverpool en un día

El día que decidí dejarlo todo y coger un avión rumbo a la ciudad de los Beatles no tenía ni la más mínima idea de la aventura tan genial que estaba por llegar. Inglaterra es mucho más que té, lluvia, muffins y pintas de cerveza; y creedme cuando os digo que Liverpool es el lugar perfecto para empezar a recorrer esta maravillosa Isla, agarraos ¡que zarpamos!

Liverpool

Tenemos varias formar de llegar a esta ciudad victoriana: si vais en tren, la estación que elegiremos será Lime street puesto que se encuentra ubicada en el mismo centro de la ciudad. Si en viajamos en autobús, esperaremos hasta la última parada (Liverpool One), eso sí, no olvidéis revisar los tickets en la compañía Megabus, ya que es posible conseguir un billete por tan solo 1 libra según el tiempo de anterioridad con el que se haga la reserva. Y la última opción, a través del John Lennon Airport, siendo muy importante conseguir previamente el número de los Delta taxis, ya que cuestan la mitad que los típicos taxis ingleses que te esperarán a la salida. Aunque si preferís gastar algo menos, siempre están las líneas de bus 80A,82A y 86A justo en la puerta del aeropuerto: todas ellas te dejarán en el centro de Liverpool.

Por la mañana

 

Liverpool eye

Una vez pongamos los pies en la ciudad, la primera parada obligatoria es el restaurado puerto marítimo Albert Dock, ubicado en los antiguos muelles junto al río Mersey. De camino hasta el complejo podremos contemplar los antiguos juzgados de la ciudad, Saint George Hall. Un majestuoso edificio del siglo XIX  donde fueron ejecutadas miles de personas y además sirvió de escenario a la película “En el nombre del padre”. Una vez en el puerto nos toparemos con estupendos e interesantes sitios como son la galería de arte Tate y el museo marítimo Merseyside, donde se encuentran algunas reliquias rescatadas del Titanic. Esto se debe a que más de la mitad de la tripulación del famoso barco era liverpuliana o scouser, como también son conocidos los habitantes de esta norteña ciudad inglesa.

Antes de abandonar el complejo no podemos pasar por alto la noria, o lo que los mismo, el ojo de Liverpool. Desde ella se puede disfrutar de unas inmejorables vistas por unas seis libras 

Y cómo no, una de las joyas de la corona ¡el museo de los Beatles! También se encuentra enmarcado en el recinto de Albert Dock y es el lugar perfecto para revivir el meteórico ascenso a la fama de los cuatro fantásticos, el motivo de su separación y fotos y documentos de su último concierto. Hay elementos tan fascinantes como, ¡el piano del propio John Lennon! Sus puertas abren a las 10 de la mañana y cuesta unas 17 libras por persona, aunque los estudiantes tenemos descuento (¡no os dejéis el carnet en casa!)

Museo Los Beatles Liverpool

¿Sabíais que Liverpool tiene una catedral con forma de ovni? Se encuentra en la Hope street y su nombre real es Catedral Metropolitana. En la Hardman street os toparéis con la iglesia más conocida de la ciudad: la iglesia bombardeada. Un ataque aéreo nazi fue el responsable del aspecto que luce hoy en día, pues a pesar de que su exterior permanece intacto, su interior está totalmente derruido. No obstante, los liverpulianos decidieron mantenerla como símbolo de resistencia creando una zona de retiro en su interior y aprovechando ese espacio hueco para dar clases de yoga, pintura o incluso, celebrar conciertos.

Catedral Liverpool

 

Dónde comer

Liverpool es una ciudad en general mucho más barata que las del sur de Inglaterra por lo que hay una gran variedad de restaurantes en los que la calidad-precio están más que aseguradas.

Mi favorito es Alma de Cuba. Sé que ir a Reino Unido y comer comida latinoamericana puede sonar un poco raro, pero el sitio merece más que la pena. El restaurante-discoteca es una antigua iglesia que mantiene incluso el altar y vidrieras. Aunque eso sí, todo con un toque muy cool ;). No es fácil de encontrar puesto que está algo escondido, pero desde China Town apenas hay cinco minutos a pie. Si continuáis recto desde Nelson street, girando la primera a la izquierda (Seel street) y recorriéndola, allí lo encontrareis.

Alma de Cuba Liverpool

Si preferís algo más tradicional, siempre podréis recurrir a la zona de Liverpool One, o lo que es lo mismo, el mismísimo centro donde se ubican la mayoría de las tiendas y restaurantes de la ciudad. Si camináis a lo largo de Church street encontrareis unas escaleras mecánicas que os llevarán hasta una zona de restaurantes y un enorme parque situado enfrente donde los Scouser toman el sol los días que el tiempo lo permite, que como ya habréis adivinado, ¡no son muchos!

 

Por la tarde

Con las pilas cargadas, es el momento de quemar calorías subiendo Liver St y girar a la derecha por Park Lane, girar nuevamente a la izquierda por Nelson St y voilà! Bienvenidos a China Town. Este barrio chino es el más antiguo de Europa y nada más que por contemplar el inmenso arco que le da entrada, merece la pena acercarse. Fue traído directamente desde Shangai y es el lugar alrededor del cual se celebra el año nuevo chino en el mes de febrero.

China town Liverpool

Tras una visita por el continente asiático, es hora de elegir, aunque no sin antes tomar un café en The egg cafe, una escondida cafetería bohemia y coqueta situada en Bold Street y acomodada en una vieja buhardilla del centro.

Sus batidos helados estás exquisitos, pero sus desayunos ingleses no tienen nada que envidiar, así que si sois madrugadores y queréis empezar bien el día, ¡ya sabéis dónde tenéis que ir!

Si sois amantes del fútbol, no os podéis ir de de la ciudad sin coger el bus 27 o 16 desde el centro para llegar hasta el Anfield Stadium, donde por 19 libras podrán visitar vestuarios, sala de prensa y terreno de juego del templo de “los red”, como son llamados en UK. Muy cerca de allí se encuentra también la casa de “los blue”, el Goodison Park, o lo que es lo mismo, el estadio de fútbol del Everton, el club rival de la ciudad.

Asimismo, los que prefiráis la naturaleza, tenéis una cita obligada con Sefton Park, el pulmón y parque más grande de la ciudad. Para disfrutar de sus lagos, cisnes y ardillas tendréis que coger la línea de bus número 82 para llegar hasta el barrio de Aigburth, donde está situada una de las puertas del parque.

 

Por la noche

Recordar que los ingleses cenan temprano, así que no nos podemos olvidar de mirarnos la muñeca de vez en cuando para controlar la hora. Después de recorrernos la ciudad en un día, una de las mejores opciones para cenar es el restaurante griego Zorbas, situado junto a la iglesia bombardeada. Será fácil reconocerlo ya que su aspecto exterior es el de una encantadora casita griega que bien podríamos encontrarla en la mismísima isla de Mykonos. Si sois typical Spanish y se os echa la hora encima, ya sabéis que las pizzerías, kebabs y hamburgueserías siempre están disponibles 😉

The Cavern Liverpool

Para despedir el día,  y aquí no cabe lugar a la duda, let´s go to The Cavern! Este mítico pub es el más cotizado por los turistas ya que fue el lugar donde los Beatles actuaron en directo hasta casi 300 veces. Allí tendréis ocasión de plasmar vuestra visita ya que las paredes del subterráneo bar están llenas de nombres y dedicatorias de todo el que allí ha pasado. La música en directo, como en casi todo Reino Unido, está ¡más que asegurada! Eso sí, el encanto que tiene beberse una pinta mientras suena en el escenario Penny Lane o Here comes the sun,¡ no está pagado!

¿Seguimos viajando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =