Cinco lugares para recorrer los Balcanes

La antigua Yugoslavia esconde varios de los rincones más sorprendentes de Europa. A pesar de que el turismo se centra en la costa adriática de Croacia, el resto de países balcánicos configuran un escenario muy propicio para perderse. Y eso es lo que he hecho yo durante 9 meses, ¡toda una experiencia!
¡Hoy os traigo mi top 5 de imprescindibles! Cinco lugares para recorrer los Balcanes algo menos turísticos o famosos y que todavía conservan toda su autenticidad y de los que me quedé totalmente prendada.

5. Lago Skadar (Montenegro)

Skadar

En el número 5 os presento uno de los lagos más impresionantes que he visto. Se trata del lago Skadar, que separa Montenegro de Albania y cuya dimensión es de 370 km cuadrados. Mi recomendación es visitar Virpazar, un pequeño pueblo montenegrino desde el que podéis alquilar un kayak (6€/h para dos personas) o hacer una ruta en barco. Las montañas que rodean a esta extensa masa de agua hacen del lugar algo mágico. Además, si remáis con fuerza podréis llegar hasta el famoso cañón.

 

4. Parque nacional de Krka (Croacia)

Krka

A pesar de que se trata de un destino más conocido y por ello más concurrido, la visita al parque nacional de Krka es un imprescindible. La posibilidad de darse un baño al lado de las cascadas tras una caminata por el parque hace las delicias de los visitantes, por lo que si os encontráis en Split, no dudéis en acercaros hasta el parque.

 

3. Bobsleigh Olímpico de Sarajevo (Bosnia)

Bobsleigh

Si visitáis Sarajevo y os sobra tiempo, una opción muy buena es subir hasta la montaña Trebević (a pie es una caminata de hora y media, aunque hay bus) para disfrutar de las vistas de la ciudad y descubrir el Bobsleigh Olímpico de 1984. En la actualidad se encuentra en total estado de abandono, lleno de grafitis y con maleza, pero no por ello es menos atractivo. Podéis subir desde la meta por toda la instalación, la subida es de alrededor de media hora, y presumir de haber paseado por una auténtica pista de Bobsleigh.

 

2. Brač (Croacia)

Brac

En Croacia existen numerosas islas que merecen la pena. Están muy bien comunicadas desde Split o Zadar, por lo que son una buena opción para pasar un fin de semana. Particularmente, Brač es la más cercana a Split y una gran oportunidad para descubrir grandes playas. Lo más famoso de ella es Bol, un pequeño pueblo con una larga cola de arena en el mar. Sin embargo, se encuentra bastante lejos de Supetar, el puerto más cercano a Split, por lo que si no disponéis de tiempo podéis entreteneros en esa parte de la isla. ¡No os vayáis sin comer burek!

 

1. Lago Bohinj (Eslovenia)

Bohinj

Fue mi primer viaje y el que más me marcó en mis 9 meses balcánicos. El lago Bohinj se encuentra a una hora de la capital de Eslovenia y su belleza es impresionante. Mi consejo es visitarlo en otoño, cuando los colores hacen del parque un paraje precioso. Aunque desde Ljubljana el bus parará en Bled, podéis saltarlo e ir directamente a Bohinj para hacer una ruta de 10 km hasta el otro extremo del lago. Desde allí, podéis subir a una cascada y ver el lago desde arriba.

Y vosotros, ¿por cuál os decidís?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 20 =