Cádiz en un día

Ya lo decía la niña Pastori en su famosa canción, y es que es inexplicable la magia que esconde ese pequeño rincón al que llaman Cai. Situada al sur de España, la tacita de plata, como es también popularmente conocida, es la ciudad más antigua del occidente Europeo. Para llegar a ella, además del coche, tenéis la alternativa de coger el tren o volar hasta el aeropuerto de Jerez o Sevilla que se encuentran a media y a una hora, respectivamente, de la ciudad. ¿Preparados para recorrer Cádiz en un día?

Por la mañana

catedral cadiz

La primera visita obligada de la mañana será la plaza de San de Dios, o lo que es lo mismo, el Ayuntamiento. El ambiente que se respira en esta plaza será la primera señal que os indicará que esta ciudad os va a enganchar. Tras el consistorio se encuentra el que es el barrio más antiguo de España, el Populo. Aunque de aspecto medieval debido a una reconstrucción llevada a cabo por el propio Alfonso X el Sabio, este lugar fue el encargado de albergar a su llegada a fenicios, cartagos, romanos, bizantinos y visigodos desde el año 1000 a.C . ¿Os gusta la historia? Tras una visita por sus estrechas y empedradas calles, y habiendo cruzado los tres arcos que le dan entrada, no podemos olvidarnos de visitar el teatro Romano. Lleva cerrado al público por obras de restauración desde hace varios años, pero si encontráis el punto clave, disfrutaréis de una espectacular vista frontal de lo que un día fue el teatro Romano de la ciudad, lugar al que el mismísimo Julio César acudió en más de una ocasión.

Tras abandonar el Barrio, habiéndoles echado antes un vistazo a la antigua Catedral y a la casa-palacio del Almirante Diego de Barrio Leal, comandante de la flota de las Indias, os topareis con la Catedral nueva, Santa Cruz de las Aguas.

La Catedral “nueva” de Cádiz (nueva entre comillas porque data de 1722) se encuentra encerrada en una bohemia plaza en la que podéis hacer un alto y disfrutar de unas cervecitas en uno de los muchos bares que la rodean. Si sois amantes de lo dulce, es vuestro momento: No os vayáis de allí sin entrar a la pastelería Casa Hidalgo, donde se sirven las mejores “bombas de Cádiz”, una explosión, nunca mejor dicho, de delicioso chocolate.

Dejando la catedral a nuestras espaldas y continuado por la mítica calle Compañía nos encontraremos en la Plaza Topete. ¿Topete? Os responderán con cara de extrañados si preguntáis por ella. Esto es debido a que para los gaditanos esta plaza es “la Plaza de las Flores”. ¿El motivo? Todas las tiendas que alberga la plaza venden durante todo el año diversos tipos de flores.

Dónde comer

Estando en la ciudad que estamos será completamente inevitable abandonarla sin antes haber probado su delicioso “pescaíto frito”. Justo a la izquierda de la Plaza de las Flores encontraremos el mercado central de Abastos. Este lugar junto a la Calle de la Virgen de la Palma (situada en el Barrio de la Viña) o la Plaza del “tío de la tiza”, son los lugares que os aconsejo encarecidamente que visitéis tanto para almorzar como para cenar. ¿Qué encontrareis? Además del pescaíto, ¡ni se os ocurra iros de Cádiz sin haber probado antes las puntillitas, el cazón en adobo, el queso Payoyo elaborado en la Sierra Gaditana y unas sabrosas tortillitas de camarones! Aquí podreís encontrar todo un listado de restaurantes en Cádiz donde comer sus platos típicos.

Por la tarde

plaza cadiz

Con la barriga llena ya sí que podréis seguir vuestra ruta por el carnavalero barrio de la Viña. Si no habéis oído hablar nunca del Carnaval de Cádiz, no hay más que hablar, ¡ya tenéis plan con los colegas para el mes de febrero! Esta fiesta popular que los gaditanos festejan, no tiene nada que ver con los grandes eventos carnavaleros que se celebran en ciudades como Río de Janeiro o en el propio Tenerife. En Cádiz no encontraréis sensuales mujeres bailando en desfiles rebosantes de color. Aquí os espera mucha “guasa” o arte, como dicen ellos.

Tras recorrer los callejones de este barrio, donde sin duda vive la gente más pura y autentica de lo que es el Cádiz original, nos dirigiremos al Oratorio de San Felipe Neri, edificio donde se firmó la primera constitución española más conocida como “la Pepa”. Una vez hayamos tachado de nuestra lista todos estos monumentos y lugares a tener en cuenta, saldremos volando a buscar el verdadero motivo por el que Cádiz atrae a miles de turistas cada año, ¡la playa!

Al estar en el casco antiguo, la única que podréis visitar es, sin duda, la mas bella, la playa de la Caleta. Custodiada por los Castillos de San Sebastian y Santa Catalina y con forma de concha, la arena de la Caleta sustenta al Balneario de la Palma: un hermoso edificio blanco de forma semicircular que hoy en día recoge exposiciones temporales de arte. Este será el momento justo para disfrutar de la luz que desprende la ciudad, de sus cristalinas aguas y, cómo no, de sus espectaculares puestas de sol. ¡No todo iba a ser andar! 😉

Por la noche

noche cadiz2

Para poner el broche a un día redondo, os aconsejo que os dirijáis a buscar los dos locales mas cotizados por su música en directo cada noche: el café teatro PayPay, localizado a la entrada del barrio del populo, y el Pelícano, donde los géneros musicales a escuchar varían desde el Rock hasta el mas profundo flamenco. Este último, donde también podréis degustar estupendas tapas, está anclado frente al mar, por lo que desde su terraza podréis sentir cómo la humedad cala vuestros huesos mientras disfrutáis de un buen concierto y, cómo no, de una buena Maier, ¡la cerveza gaditana!

Y para terminar la noche, ¿Por qué no alojarse en uno de los centricos hostels u hoteles de Cádiz?

¿Necesitáis más razones para visitar Cádiz?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce − cinco =