5 rutas alternativas al interrail para recorrer Europa

Seguro que muchos de vosotros ya estáis planeando ese gran viaje de verano en el que cogeréis la mochila y os lanzaréis a conocer todos aquellos países que podáis por el menor precio posible. Todos tenemos en mente la palabra interrail: Lo han hecho nuestros primos, amigos y vecinos mayores y nos han contado mil y una historias y anécdotas. Desde la noche que pasaron en la estación hasta ese personaje tan curioso con el que compartieron vagón en uno de sus trayectos. ¿Y si os dijéramos que existen alternativas al interrail mucho más completas y divertidas? ¡Y también cómodas! Pasar una noche en un vagón o estación es toda una aventura, pero si el viaje es más largo, a todos nos gusta poder compartir historias con café o cerveza en mano en alguna de las zonas comunes de los ya conocidos hostels, ¿no?

Macuto al hombro porque ¡¡comienza el viaje!!

5. Bruselas – Amsterdam

Nosotros recomendamos hacerlo en 5 días, dedicando los 2 primeros a Bruselas y los 3 últimos a la gran ciudad de los canales: Ámsterdam. Así aquellos que no tengáis muchos días de vacaciones podéis exprimirlos al máximo.

Si tenéis posibilidad de ampliar y este es vuestro destino elegido, podéis aprovechar vuestra estancia en Bruselas para visitar algunas de sus ciudades vecinas: Gante y Brujas. Ambas tienen muy buena combinación de trenes diarios, por lo que podéis “plantar el campamento” en Bruselas y tras recorrer esta ciudad (y probar sus maravillosos gofres, ¡por supuesto) hacer excursiones de un día a estos lugares.

Los alrededores de Ámsterdam no tienen nada que envidiar al país belga por lo que, si queréis pasar algunos días más por allí, os recomendamos que visitéis Volendam, Marken y Delft.

Además de ser países únicos, hay 3 experiencias que no podéis dejar pasar:

4. Polonia: Varsovia – Wroclaw – Cracovia

Aunque muchos de nuestros amigos se hayan ido allí de Erasmus, sigue siendo “ese gran desconocido”. Es un viaje perfecto para hacer en 6 días, ¡suficientes para que se convierta en uno de vuestros viajes más top!

Además de su interesante historia, son ciudades muy jóvenes en cuanto a la población, ¡el ambiente y buen rollo está asegurado!

¿Creéis que será vuestro próximo destino? Si es así, abrir el grupo de Whatsapp del viaje y apuntar, ¡hay 3 musts que son imprescindibles!

Será un viaje en el que las emociones y sensaciones siempre estarán a flor de piel

3. Bratislava – Viena – Budapest

Tres países en siete días. ¿Estáis preparados?

Seguro que antes de ver las impresionantes fotos de Bratislava no era una ciudad que os llamara la atención visitar Hemos de reconocer que no es muy grande y que si solamente queréis visitar la ciudad con un día es suficiente, pero si sois aventureros y os gusta la naturaleza, una ruta por los Cárpatos es algo que no os podéis perder.

Viena… Esa monumental ciudad en la que encontraréis algo bonito en cada uno de sus rincones… Si os organizáis bien y no tenéis interés especial en ver ninguno de sus edificios por dentro o museos, podéis recorrerla en un solo día. Si miráis un plano antes de ir os daréis cuenta que todos sus monumentos están situados de forma circular, por lo que con un poco de planificación lo tendréis todo controlado, 😉

Y por último Budapest, ¡imposible describirlo con palabras! Es una de nuestras ciudades preferidas de Europa. Podéis comenzar la mañana visitando el Parlamento, seguir con las vistas desde la Citadella, comer en su mercado, pasar la tarde en una de sus termas y poner la guinda al día descubriendo sus pintorescos ruin pubs ¡y esto no es nada! Una advertencia: una vez estéis allí, no querréis iros.

Si este es vuestro itinerario os recomendamos tres experiencias que harán que vuestro viaje sea único:

  • Subir al Castillo de Bratislava. A simple vista puede parecer muy normal, pero si es un día claro, desde sus alturas podréis divisar ¡hasta 4 países! Los baños de lo que ellos llaman UFO también son muy curiosos, pero dejamos que descubráis con vuestros propios ojos el por qué.
  • Para ir de Bratislava a Viena podéis hacer el recorrido en un crucero por el Danubio. La duración del viaje es la misma que si lo hicierais por carretera y el viaje tiene muchísimo más encanto. Una vez en Viena, ¡atención a los amantes del chocolate! La tarta Sacher os batirá en duelo, ¿seréis capaces de resistiros?
  • Elegir solo una cosa en Budapest es prácticamente imposible, pero si vais a estar varios días, os recomendamos que hagáis una escapadita a Isla Margarita. Está situada en medio del Danubio entre Buda y Pest y en vuestro recorrido en barco tendréis unas inmejorables vistas de la ciudad. Además, esta isla es muy conocida por su playa artificial en verano y sus fiestas.

2. Berlín – Praga – Budapest

Solo necesitaréis ocho días para visitar estas grandes capitales europeas. De Budapest ya os hemos contado maravillas, por lo que ¡vamos a por las otras dos!

¿Os contamos un secreto? Berlín es una ciudad a la que le gusta ocultar su verdadero encanto durante los meses de invierno, así que si la habéis visitado en esta época del año no la conocéis de verdad. Con los primeros rayos de sol de la primavera todas las puertas de los pubs abren sus puertas y los espacios verdes se llenan de gente con guitarras cuyas notas musicales colorean los grises tonos dejados por el invierno. Berlín bien merece que la disfrutéis durante tres días para descubrir su historia, dar un paseo por la isla de los museos o descubrir esa estación de metro que antiguamente fue un búnker.

En un cómodo autobús con asientos reclinables, tablet en asiento delantero y café en mano nos dirigiremos a la mágica ciudad de Praga.

Praga es bonita la visites en la época que sea: la nieve de invierno le da un encanto especial, pero el verano hace que todo el mundo esté en la calle con ganas de pasarlo bien y mostraros los misterios de la ciudad. Cultura, fiesta ¡y buena cerveza! ¿De verdad necesitáis más razones para visitarla?

Actividades por Berlín y Praga no os faltarán, pero nuestras favoritas son las siguientes:

  • Tour por las ilustraciones de la East Side Gallery: ¿Cuántos de vosotros conocéis el grafitti del beso? ¿Queréis conocer su historia? Además de curiosas, cada composición muestra una reivindicación o muestra un momento épico que merece ser conocido. Al acabar, el área es perfecto para comenzar la fiesta de la noche.
  • Ruta de la cerveza por Praga: La historia de una ciudad casi puede ser contada por cualquiera o leída en un libro, ¿y si os decimos que la cerveza es el producto más influyente en la economía y desarrollo de la ciudad? Os explicaremos el porqué de cada uno de sus matices y alguna que otra anécdota que harán de este recorrido una noche única.

1. Berlín – Praga – Bratislava – Viena – Budapest

Es nuestra estrella de los viajes por Europa. Y es que si queréis hacer un viaje a lo grande y no perderos nada de las principales capitales europeas solamente necesitáis 10 días y mucha energía. Solamente tenéis que decirnos cuántos días queréis pasar en cada una de las ciudades y nosotros nos encargamos de todo: vuelos, buses, alojamientos, actividades… Es lo más parecido al interrail pero con la comodidad de dormir en los mejores hostels de cada una de las ciudades y además seguir conociendo a gente como vosotros en las zonas comunes con la que compartir anécdotas o preparar una cena conjunta probando diferentes platos típicos dependiendo de vuestro origen.

Mochila, mapa y muchas ganas de pasarlo bien…

¡Nos vamos de viaje por Europa!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 − 1 =