5 habilidades que se desarrollan en una regata de vela team building

Si hay una actividad que combine tanto las habilidades personales como profesionales, es una regata de vela team building. Una forma perfecta de lograr que tu equipo disfrute de una experiencia diferente mientras entra en contacto con la naturaleza y pone a prueba las habilidades de cada uno de los participantes.

La jornada da comienzo en el puerto. Tras una breve presentación de los monitores de la actividad, el primero de los pasos será entregar a cada uno de los participantes su nuevo polo de regatista totalmente personalizado para la ocasión. De ahí pasaréis a los vestuarios y, ¡que comience la jornada de team building náutica!

Una vez preparados, un skipper profesional os dará unos consejos de seguridad y algunos trucos sobre el manejo del barco de vela. Para muchos será la primera vez que realizáis una regata, pero no hay por qué preocuparse. En grupos de 6/7 personas embarcaréis en vuestro velero junto a un patrón que os irá dando consejos durante a lo largo de vuestro trayecto.

Tras haber hecho esa primera toma de contacto con el mar y los diferentes mecanismos de los veleros, es el momento de comenzar la regata. Tenéis por delante tres horas en un ambiente diferente donde de forma distendida podréis trabajar y desarrollar cinco habilidades en equipo.

Adaptación y estrategia

Es el momento de demostrar vuestra capacidad de adaptación al nuevo entorno de trabajo: durante unas horas dejaremos de lado los ordenadores, móviles… Un velero será vuestra nueva oficina. Tendréis que adaptaros al espacio, compartir con vuestros compañeros y atender a esos imprevistos que pueden suceder a lo largo de la regata. Una vez finalizado el entrenamiento y familiarización con el barco, es momento de plantear la estrategia ganadora. Tendréis que exponer vuestras ideas y crear de forma conjunta la “ruta” que intentareis trazar para llegar los primeros, además de mostrar vuestra predisposición a los cambios.

A la hora de trazar vuestra estrategia, tendréis que tener en cuenta tres aspectos muy importantes:

  • La salida: Un juez hará sonar la señal de salida momento en el que todo el mundo tendrá que acudir rápidamente a sus puestos para lograr alcanzar lo alto del podio.
  • El viento: Os aconsejamos que os coordinéis para intentar situar el barco a barlovento, de tal forma que podáis aprovechar el viento al máximo para aumentar vuestra velocidad.
  • Las viradas: El recorrido estará señalizado por balizas situadas en puntos críticos donde tendréis que realizar el giro intentado perder la mínima velocidad posible y pasando lo más cerca a las balizas. La coordinación y emoción serán los protagonistas del momento.

Una vez definida la estrategia ¡que comience la carrera!

Un factor muy importante que tendréis que trabajar es la rapidez en la toma de decisiones.

Navegando, os enfrentaréis a diferentes imprevistos, a cambios en el viento y, por supuesto, al resto de los barcos.

Coordinación y comunicación

Uno de los objetivos principales de la regata es conseguir mejorar la comunicación entre las diferentes personas que forman el equipo. Durante toda la regata trabajaréis de forma conjunta en base a un objetivo común: conseguir llegar los primeros a la meta.

En medio del mar trataréis de mejorar una comunicación efectiva con vuestros compañeros, transmitir los mensajes correctos con las instrucciones y coordinaros para llevar a cabo acciones concretas como marcar el rumbo, ajustar las velas, distribuir las tareas… Entre cambio y cambio alguna que otra broma está asegurada.

El objetivo de la regata es mejorar la comunicación y alcanzar la sincronización de equipo

De vuelta a la oficina podréis poner poner en práctica las técnicas aprendidas para futuras decisiones, presentación de proyectos…

Liderazgo

Todos los componentes del equipo iréis rotando y adoptando los diferentes roles del velero. Aunque estaréis acompañados en todo momento de un patrón que os aconsejará y dará apoyo, uno de los roles a los que tendréis que hacer frente será al de líder.

En ocasiones toca trabajar bajo presión y este es un momento de esos: gestión de tiempos, toma rápida de decisiones, cambios de equipo en cuestión de segundos…. Tendréis que dar solución a todos los problemas que surjan en la navegación.

El tomar decisiones de forma rápida y estratégica por el beneficio del grupo será una de vuestras ventajas dentro de la competición

Después de 3 horas navegando con vuestros compañeros de trabajo, es el momento de regresar a puerto y celebrar la victoria del equipo ganador.

Os esperará un pódium preparado para recibir a los ganadores. Es el momento perfecto para dar una breve charla motivadora, felicitar por el trabajo bien hecho, entregar los trofeos y brindar por las nuevas relaciones

¿Hambrientos después de tantas emociones? En primera línea de playa, tendremos preparado un catering con zumos, refrescos, brochetas de frutas… No hay nada mejor  para recuperar fuerzas, intercambiar comentarios con compañeros y rivales de regata y tomar algunas fotografías antes de volver a casa.

Cada una de las actividades de team building está pensada para desarrollar y trabajar capacidades y habilidades diferentes. Si deseas que tu jornada de team building esté enfocada a un objetivo concreto, nuestro equipo te aconsejará cuáles son las mejores en base a esto y estará a tu lado en todo momento para que el evento sea un éxito. ¿Te ayudamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 13 =