10 lugares que no debes perderte en Mallorca

Mallorca5

 Es una de las islas más turísticas del Mediterráneo, un destino donde las buenas temperaturas y sus paradisiacas playas están presentes durante todo el año y además, ofrece las mejores comunicaciones con Europa; hablo sin duda de Mallorca. Es una isla que, aunque es ideal para conocerla en verano, se puede visitar en cualquier época ya que las opciones de ocio y culturales que ofrece son innumerables.

Hoy os traigo las 10 actividades que durante mi viaje más me gustaron; la mayoría en la capital de la isla, Palma, que fue donde estuve alojada durante una semana de mis vacaciones. Sin embargo, se necesita mucho más que 7 días para ver todos los encantos de esta hermosa isla…

Catedral de Palma

Para mí ha sido uno de los templos religiosos más bonitos que he visto en mi vida; no sólo porque su cercanía con el mar le hace parecer que sea la ‘vigilante’ del Mediterráneo, sino porque la Catedral de Palma de Mallorca cuenta con una belleza singular tanto en su exterior como en el interior de la misma.

Castillo Bellver

Otra de las actividades que no pueden faltar en un viaje a la isla mallorquina es la visita al Castillo Bellver, el único de planta redonda que queda en Europa. Debido a su altura y su cercanía con el mar, os podréis imaginar que las vistas son espectaculares desde sus torres. Eso sí, en mi caso el ascenso al castillo lo hice por las escaleras y fue una fatigosa subida, pero que sin duda mereció la pena. Aunque el precio de entrada es de 2 euros en tarifa reducida y 4 euros para adultos, los domingos se puede entrar sin ningún tipo de coste.

Pueblo Español

Una zona muy agradable para pasear durante el atardecer y acercarnos a diferentes rincones del país sin tener que salir de Mallorca, es el Pueblo Español; una zona muy parecida a la ya que creada anteriormente en Barcelona. Además de recrear las calles, plazas o edificios más singulares de ciertas poblaciones españolas, hay numerosos bares donde tomar un refrigerio; especialmente os recomiendo la zona dedicada a Córdoba y Granada.

Cuevas del Drach

Aunque en mi caso no disponía de coche el día que visité las Cuevas del Drach, cogí un autobús desde el centro de Palma que me llevó hasta la otra punta de la isla, hasta la población de Porto-Cristo. Allí se encuentra una de las joyas de la naturaleza más visitadas de las Islas Baleares, las Cuevas del Drach. Ofrecen un agradable paseo entre rocas y naturaleza para finalizar con un paseo en barca por el interior donde escuchar y ver un bonito espectáculo de música y luces.

Paseo en barco por el puerto

Y para los que tras el paseo en barco por las Cuevas del Drach les ‘sepa a poco’, os recomendamos no abandonar la isla sin hacer un pequeño crucero por el puerto de Palma. Son varias las empresas que ofrecen este trayecto por el litoral suroeste de la isla, la duración es aproximadamente de una hora y sólo por la estampa que ofrece la Catedral vista desde el mar, merece la pena.

Cambio de la Guardia Real

Además de que el Palacio de la Almudaina es uno de los monumentos que todos los viajeros deben visitar, tiene especial importancia porque a sus puertas tiene lugar uno de los espectáculos gratuitos de la ciudad: el Cambio de la Guardia Real. Ante la atenta mirada de cientos de turistas, los soldados perfectamente uniformados realizan sus coordinados movimientos durante el último sábado de cada mes al mediodía.

Castillo Bellver Mallorca

A caballo por el Paseo Marítimo

¿Vas a viajar en pareja? ¿Pasas unas vacaciones en familia? Podéis convertir vuestro viaje a Mallorca en unos días llenos de magia y romanticismo si hacéis un paseo a caballo a orillas del mar y por el centro de la capital. Veréis que los carruajes están situados junto a la zona del Palacio de la Almudaina y la Catedral y será un bonito recuerdo que llevaros de la isla.

Baños Árabes

Hoy en día, son pocos los restos que dejó la cultura musulmana en la isla de Mallorca, sin embargo, en Palma se puede visitar uno de ellos: los Baños Árabes. Recorreréis la entrada principal, la sala donde tenían lugar los baños, podréis apreciar muchos arcos todavía en buen estado y un hermoso y cuidado jardín en el patio anexo. Se puede visitar durante todo el año y el precio de entrada es de 2 euros.

Platja de Portals Nous

Aunque en mi caso me alojaba en un apartamento en el centro de Palma, la playa de la capital no la visité. Preferí coger cada día un autobús que me llevara a las calas más hermosas, y cercanas, a la ciudad. Y de todas ellas, la que más me gustó fue la Platja de Portals Nous. Podría considerarse la ‘Marbella’ de Mallorca ya que en su puerto están los barcos y yates más exclusivos de la isla. Eso sí, el agua turquesa y transparente y la arena fina y prácticamente blanca os hará creer que estáis en el paraíso.

Cuevas del Drach Mallorca

Tren de Sóller

Y por último, y especialmente si se viaja en familia a Mallorca, hay que hacer una actividad que cuenta con más de 100 años de antigüedad: el recorrido en tren desde Palma de Mallorca a la población de Sóller. Esta última está en la costa occidental de la isla, a casi 30 kilómetros de distancia y se realiza desde 1912 diariamente. El precio es de 19.50 euros para turistas y de 12 euros para residentes en Mallorca.

Y si no tenéis dónde dormir, lo podéis reservar fácilmente. ¿Cómo?

Reservando un hotel pinchando aquí

O todavía más barato, un hostel pinchando aquí

 

Escrito por
More from Laura Crusellas

Menorca, la isla para vivir los 365 días del año

Todos sabemos que Menorca es una de las opciones más...
Leer más

9 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ocho − seis =